Archivo del sitio

“SEXTING”. Preguntas y respuestas para estar alerta.

España es el país de Europa con mayor penetración de smartphones y tablets. Una de sus consecuencias es que la policía ha notado un aumento considerable de las denuncias y delitos tecnológicos protagonizados o perpetrados por menores.

Extracto de la consulta  con expertos de la policía para conocer el alcance del sexting, un delito tan fácil de cometer que a veces se incurre en él sin tener la más mínima noción del mal que se está haciendo.

¿Comete un delito el adolescente que recibe imágenes de sus compañeros desnudos?

Si las imágenes corresponden a menores de edad y no las borra inmediatamente, sí está cometiendo un delito, porque la mera tenencia de ese material es ilegal.

Sexting

¿Un simple desnudo de un adolescente es un delito?

Lo es siempre que tenga intención sexual. ¿Y cómo se sabe si un desnudo tiene intención sexual o no? Queda a criterio del juez que examine el caso.

¿Y si un menor se hace una foto desnudo a sí mismo?

Si hay intención sexual y se la envía a alguien, el menor que la envía está cometiendo un delito, e igual lo comete quien la recibe (si no la borra inmediatamente). También hay delito aunque el menor ni siquiera comparta esas imágenes, o sea, si se fotografía a sí mismo para su propio consumo.

Según la ley, un menor de 18 años no puede disponer legalmente en su móvil de una imagen sexual de su propio cuerpo. “El Código Penal no hace distinción entre si eres tú el que aparece en las imágenes o es otra persona: sólo habla del que tuviere imágenes de pornografía infantil…”, aclaran las fuentes policiales consultadas.

¿Y si un padre descubre imágenes pornográficas de menores en el móvil de su hijo menor? ¿Debe denunciarlo?

Aquí se produce una controversia legal, según la policía. Algunos juristas creen que el padre está obligado a denunciar a su propio hijo para que la policía investigue otros posibles delitos vinculados a éste: quién ha producido esa imagen, quiénes más las han distribuído, etc. Otros consideran que basta con que el padre borre esas imágenes del móvil de su hijo, ya que no se puede obligar legalmente a un padre a que denuncie a su hijo menor.

¿Y si un menor que tiene pareja (menor o mayor de edad) comparte imágenes sexuales propias?

Asistimos a otra contradicción. El tipo delictivo que describe el artículo 189 no hace distinción de edad. Según la ley, esa hipotética pareja estaría cometiendo un delito, tanto el menor que produce y comparte la imagen como el mayor que la recibe en su móvil y no la borra. Si embargo, la misma ley permite tener relaciones sexuales con adultos a partir de los 13 años (el Congreso está estudiando ahora subirla a los 16).

Por tanto, nos enfrentamos a la paradoja legal de que un menor puede consentir relaciones sexuales con un adulto, pero no puede enviarle imágenes de contenido sexual mientras siga siendo menor. Lo mismo en el caso de dos menores de 18 años que sean pareja. Pueden mantener relaciones sexuales pero no compartir imágenes sexuales de uno y otro.

¿Y qué responsabilidad tienen las plataformas donde se alojan esas imágenes, como Facebook, Twitter o Tuenti?

Según la policía, por lo general esas mismas plataformas colaboran con las fuerzas de seguridad y eliminan con la debida diligencia esos contenidos. Por tanto, no cometen delito. Distinto sería si no suprimiesen dichas fotos.

Fuente: La Información

Linea

¿Conoces PrevenTrue?

Con PrevenTrue y TECenCASA, tú y tu ordenador podéis estar tranquilos.

PrevenTrue

PrevenTrue es marca registrada de TECHSUPPORT4HOME LTD

Mantenimiento Preventivo – Desinfección de Virus/Malware – Optimización del Ordenador

Linea

Visita nuestra web en: http://tecencasa.es o en http://tecencasa.com (en inglés).

Hasta el próximo artículo. COMPARTE este artículo (Facebook, Twitter, Google+, etc) si te ha parecido interesante. Si tienes cualquier duda o comentario, PARTICIPA. En TECenCASA estaremos encantados de ayudarte y asesorarte GRATUITAMENTE.
.
Anuncios

Niños en Internet

El siguiente artículo es una traducción libre del publicado en el BLOG de KASPERSKY.
Puedes verlo en versión original aquí:

http://blog.kaspersky.com/kids-internet/

Nota del traductor: Se omiten los párrafos publicitarios de KASPERSKY para resaltar la información que realmente interesa a los padres. Evidentemente recomendamos utilizar herramientas de filtrado de contenidos como las que ofrece KASPERSKY, pero no necesariamente tienen que ser las de este fabricante.

Niños en Internet

Durante las vacaciones de verano, sus hijos pasarán su tiempo en los parques y en las playas junto al mar, pero la mayoría también pasará gran parte de su tiempo en Internet.

Niños en Internet

Es por eso que es necesario prestar más atención a sus actividades online (en línea). Nuestro análisis muestra claramente que los niños se encuentran inesperadamente o de tras una búsqueda activa con contenido inapropiado en Internet.

El tipo de actividad es diferente según el país analizado, por ejemplo, los niños japoneses no son tan activos en nuevos medios de comunicación social y prefieren foros “tradicionales”, mientras que el 60% de los adolescentes rusos buscan contenidos prohibidos en las redes sociales locales. Sin embargo, las estadísticas muestran que, en general, se suele buscar contenido adecuado a través de las redes sociales, aunque los sitios de pornografía se encuentran en segundo lugar.

Mientras que las redes más populares, como Facebook tienen especial cuidado para proteger a los niños y evitar el registro y la comunicación no autorizada en la red, la mayoría de este tipo de sitios todavía desafía la atención de los padres, pues el contenido y la naturaleza de la comunicación varía enormemente.

El peligro principal se encuentra en desconocidos tratando de contactar con los hijos. Básicamente hay dos tipos de impostores y ‘depredadores’: los que tratan de robar dinero o estafar a través de los niños sonsacándoles información privada, como los números de las tarjetas de crédito de los padres, y los que tratan de conversar con los niños sobre temas inapropiados o, en el peor de los casos, tratando de reunirse con ellos en la vida real.

Por otro lado, la comunicación con los compañeros de clase tampoco es totalmente segura. Gracias a Internet, mientras que el “tradicional” bullying puede quedarse atrás en el final de la jornada escolar, el acoso cibernético puede intensificarse después del horario escolar.

Esta mezcla de contenido apropiado y peligroso hace que proteger a sus hijos sea bastante complicado y aumenta la necesidad de implementar en los ordenadores de los niños una herramienta de filtrado que permita clasificar y filtrar el contenido por su tipo y origen, y que informe a los padres si sucede algo sospechoso. Esto es muy importante porque la investigación demuestra que los adolescentes esconden activamente sus actividades en línea de los padres.

Para solucionar este problema, puede utilizar una solución de control parental dedicado. Gracias a esta herramienta, se puede limitar el tiempo que su hijo pasa jugando online, o simplemente filtrar determinados tipos de contenidos no deseados, evitar la comunicación con contactos específicos y alertar a los padres antes situaciones sospechosas.

Es importante entender que el software de control parental no reemplaza la atención y el esfuerzo de los padres. Los expertos coinciden en que la mejor medida para prevenir las actividades no deseadas en línea está en hablar con sus hijos, enseñándoles y tratar de entender sus intereses, pasiones e intenciones. Las medidas técnicas pueden proporcionar algo de apoyo y de seguridad, pero las cosas más importantes pasan en la vida real. Estos son los principales puntos que debe compartir con sus hijos:

  • No dar información privada a nadie ni mucho menos a desconocidos, especialmente contactos, direcciones, su escuela, etc.
  • No aceptar solicitudes para conocer en persona a ningún desconocido.
  • No dar a conocer el número de teléfono, móvil o e-mail.
  • No hacer clic en los enlaces de remitentes desconocidos.
  • No confíar en mensajes tentadores que ofrezcan cosas gratis, descuentos, aumentando su reputación / talla / estrellas en algún sitio, etc. Borrar inmediatamente esos mensajes y no hacer clic en ningún enlace.
  • Si el niño tiene alguna conversación inquietante o alguna situación incómoda, hay que contarlo a los padres para que les pueda ayudar con el problema.

Los padres también deben seguir las mismas reglas online. Además, se recomienda a los padres enseñar a sus hijos a seguir las reglas de seguridad de Internet, a prestar siempre atención a las actividades en línea de sus hijos y el uso de tecnologías de control parental para asegurarse de que no obvie nada importante.

A %d blogueros les gusta esto: